Una mujer siempre le reprochó a su esposo que jugara a la Lotería. Enojada, ella decidió comprar un billete y demostrarle que era un pérdida de dinero.