El conservador Mariano Rajoy anunció este martes que aceptó el encargo del rey de España de buscar ser investido como presidente del gobierno, una vez que el Psoe le levantara el veto. 

"El rey me ha encargado que vuelva a someter mi candidatura a la investidura como presidente del Gobierno y yo he aceptado el encargo", dijo Rajoy a la prensa, y se congratuló de la posibilidad de que se pueda acabar con el "infructuoso" bloqueo político de diez meses.

El domingo pasado, el comité federal del Psoe respaldó la opción de abstenerse en la próxima votación de investidura, por una mayoría de 139 votos a 96. Con ello se evitarán unas nuevas elecciones en diciembre, que serían las terceras en un año.

Tras este giro, Rajoy, en el poder desde diciembre de 2011, podría ser investido al final de la semana entrante, horas antes de que expire el plazo legal, el 31 de octubre.

PUB/FHA