El evento no sólo se ha propuesto establecer un récord, sino llamar la atención sobre los problemas que sufren las personas que padecen alguna enfermedad mental. RedBalloon, Let's Go Surfing, y OneWave han patrocinado el evento.

El terapeuta mental y representante de OneWave, Joel Pilgrim afirmó que comenzaron los eventos solidarios en el mundo del surf hace tres años como una manera de unir a la comunidad local y romper con el estigma que rodea las enfermedades mentales.

Cada semana, el grupo de surfistas celebra una fiesta que recibe el nombre de “Fluro Fridays”, en las cuales los jóvenes exhiben atuendos que rozan la extravangancia.

Este año, University of New South Wales ha estudiado cómo el programa de surf de OneWave afecta a pacientes con enfermedades mentales severas y ha concluido que mejora su estado físico, el crecimiento psicológico y las relaciones sociales.

Estos resultados también se reflejaron en el primer programa de este tipo realizado en Biarritz, Francia, que prescribe el surf como medicina para un conjunto de enfermedades, entre las cuales se encuentra la depresión.

 

PUB/IA