Alemania continúa en estado de alerta. La semana pasada dos atentados tuvieron lugar en territorio teutón, lo que preocupa en suelo alemán, ya que este domingo 24 de julio, se registró otro atentado más.

Un refugiado sirio de 21 años, con antecedentes penales, asesinó a una mujer e hirió a otras dos con un machete, informó a través de un comunicado la policía local de Reutlingen, localidad ubicada al suroeste de Alemania.

AFP

Foto:

Sin embargo, a pesar de la amenaza terrorista en Europa, las autoridades descartan que este caso se trate de un atentado y sospechan que el asesinato tendría que ver con la violencia de género aunque la relación entre la víctima y el agresor aún no se ha confirmado.

El diario alemán “Stuttgarter Zeitung” informó que los implicados en el atentado trabajaban juntos en un restaurante de comida turca, de donde el asesino habría tomado el machete. 

Según el relato de la policía, cerca de las 16:30 horas de Alemania, recibieron llamadas de varias personas informando que un hombre estaba pelando con una mujer cerca de la estación de autobuses y que, al parecer, él la había apuñalado.  La mujer murió y el agresor aún pudo herir a otras dos personas.

La situación comenzó a controlarse cuando un conductor atropelló al joven sirio de forma deliberada, esto para evitar que hiriera a más personas. La narración del periódico “Bild” resalta los momentos de pánico vividos por los presente, debido a la cercanía del atentado en Munich del viernes pasado.

No obstante, para las autoridades este atentado fue un caso aislado y no tiene nada que ver con los atentados terroristas de los cuales ha sido víctima la población europea en los últimos meses. De hecho, la policía de Reutlingen, cree que el agresor actuó solo y que no hay peligro para los pobladores de esta comunidad, cercana a Stuttgart.

Turquía, con 2.6 millones de sirios recibidos en 2016, es el país con más refugiados.

Turquía, con 2.6 millones de sirios recibidos en 2016, es el país con más refugiados.

Getty Images

Foto:

El pasado 18 de julio, un hombre agredió con hacha y cuchillo a pasajeros de un tren regional cerca de Wuzburgo; mientras que el viernes 22, otro hombre asesinó a nueve personas en un centro comercial de Munich. Los autores de estos atentados fueron un afgano de 17 años y un alemán-iraquí de 18 años, respectivamente.