La policía en Alemania ya está investigando la supuesta venta de una bebé, de 40 días de nacida, que se realizaba a través de eBay