Un español y un colombiano, casados en 2013 en Barcelona, registraron hoy en Colombia y tras casi un año de pleitos el primer matrimonio entre personas del mismo sexo celebrado en el exterior.

La pareja había intentado realizar el trámite ante un notario de Bogotá, que se lo negó en mayo de 2014, pero en esta ocasión y luego de un largo periplo burocrático consiguieron hacerlo, según explicaron a Efe.

Julián Castro y Julián Artacho lograron finalizar el trámite tras conocer una circular de la Registraduría Nacional que establece las instrucciones para la inscripción de matrimonios celebrados en el extranjero entre personas del mismo sexo.

"La odisea comenzó cuando decidimos que tenemos igualdad de derechos y queremos hacerlo valer", señaló Castro a Efe.

En este sentido, recordó que tras ser denegada la primera solicitud ante una notaría, hicieron un derecho de petición que recibió como respuesta que "no era válido".

Tras esa negativa, el titular de la Notaría número 11 de Bogotá, que impidió que culminara la gestión administrativa, comentó a Efe que no contaba con "formatos específicos para matrimonios homosexuales" y porque, según dijo, "en Colombia no está legislada esa figura".

"Después comenzamos con el proceso de la Registraduría y en diciembre del año pasado presentamos los papeles", agregó Castro, quien durante su proceso ha estado asesorado jurídicamente por la asociación Colombia Diversa.

La situación fue todavía más paradójica, puesto que los ciudadanos colombianos tienen la obligación de informar a las autoridades si se casan, sin embargo esto no fue posible en el caso de Castro al ser un hombre su pareja.

Por ello, destacó que "es una cuestión de igualdad", ya que si se hubiera "casado con una mujer en Barcelona no habría ningún problema para registrarlo".

En el último año y medio la comunidad LGTB de Colombia ha dado grandes pasos en la consecución de sus derechos con varias decisiones de la Corte Constitucional, especialmente una del pasado noviembre que dio vía libre a la posibilidad de que las parejas del mismo sexo adopten en igualdad de condiciones a las heterosexuales.

Actualmente, la Corte discute la posibilidad de legalizar el matrimonio de parejas del mismo sexo si bien ya se han registrado varias uniones legales que en este momento están en el albero ante la posibilidad de que puedan ser anuladas.

La decisión de hoy supone para Artacho una "cuestión de derechos" y agregó que "se abre una oportunidad para mucha gente".

"Julián y yo podemos ir a España y lo hemos hecho (el trámite), porque era una cuestión de obligación y también por abrir camino, que otras personas detrás nuestro lo tengan más fácil", señaló.

Preguntado acerca de su sensación tras haber abierto ese camino, Artacho se cuestionó cómo se sentirán los miembros de la sociedad "sabiendo que muchos seres queridos, gente muy cercana, es homosexual y tiene que llevar estas cosas en oculto".

En este sentido, aseveró que "el mundo está cambiando" y destacó que "Colombia no va a ser la primera en reconocer los derechos" del colectivo LGTB.

"Lo que tiene que plantearse (Colombia) es dónde queremos estar, con los países que hemos visto más avanzados como México, Brasil, Uruguay, Argentina, Estados Unidos o Europa o quiere apuntarse a la cola y ponerse con el Estado Islámico o Arabia Saudí", concluyó.

PUB/FHA