El centro de Italia enfrenta una noche difícil. Un emjambre sísmico ha provocado dos terremotos de 5,5 y 6,1 Richter que han causado estragos en varias ciudades  con una diferencia de dos horas. 

Pese a que los movimientos telúrucios fueron perceptibles desde Florencia a Nápoles, la zona más afectada es la provincia de Macerata, principalmente la ciudad de Visso.

El primer terremoto que a las 19.10, hora italiana, y tuvo una intensidad de 5,5 Richter con una profundidad de 9 kilómetros. A las 21.18, una réplica de 6,1, Richter volvió a sacudir a la misma zona afectada.

Los medios locales reportan daños y derrumbes importantes en la provincia de Macerata, las más afectada. Las localidades de Castelsantangelo, Visso y Ussita serían las más dañadas.

El director de Portección Civil, Fabricio Curcio, aseguró que hasta el momento se registran dos personas heridas en Visso, y que la situación más compleja "se encuentra en Castelsantangelo sul Nera, donde no hay electricidad".

PUB/IS