Autoridades sanitarias argentinas confirmaron hoy sábado el primer caso de muerte de un bebé con microcefalia relacionada con el virus del zika. El deceso se registró en la provincia de Tucumán.

Se trata de un niño que murió a los diez días de nacer y que "tenía enfermedad congénita por virus zika", informó el director nacional de Epidemiología, Jorge San Juan.

"Una vez que murió el bebé, se hicieron estudios de tejido y resultó que tenía enfermedad congénita por virus zika", explicó el experto a la agencia local Télam.

El pequeño era uno de los cuatro que estaban en observación cuando Tucumán tuvo 24 casos del virus y sus madres cursaban embarazo, agregó el funcionario.

El zika irrumpió hace un año en América, pero en la opinión de expertos, los gobiernos siguen subestimándolo. Brasil es el país más afectado, con casi 1,5 millones de personas contagiadas, 2.079 bebés nacidos con microcefalia y otros 3.077 bajo estudio.

Hasta el momento no existe tratamiento ni vacunas para combatir el virus que se transmite inicialmente por el mosquito Aedes aegypti, también vector del dengue y de la fiebre chicunguña.