Varios menores sufrieron presuntamente abusos sexuales cometidos por soldados extranjeros, sobre todo georgianos, informó este viernes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, quien se declaró "muy alarmado" por estas nuevas acusaciones.

Los presuntos delitos tuvieron lugar sobre todo en 2014 pero no se tuvo constancia de ellos hasta estas últimas semanas, añadió en un comunicado publicado en Ginebra.

Un equipo de la ONU en este país africano habló con varias menores que declararon haber sufrido abusos sexuales o explotación por parte de soldados extranjeros.

Según cuatro de estas adolescentes, de entre 14 y 16 años en el momento de los presuntos hechos, los agresores pertenecían a contingentes de la fuerza de la Unión Europea (Eufor-RCA).

Tres de ellas creen que sus agresores formaban parte del contingente georgiano de Eufor.

El equipo de la ONU también habló con dos hermanos, una niña y un niño de 7 y 9 años en el momento de los supuestos hechos, que declaran haber sufrido abusos sexuales en 2014 presuntamente cometidos por efectivos de las tropas francesas Sangaris.

La niña afirma haber practicado actos sexuales por vía oral a soldados franceses a cambio de una botella de agua o un paquete de galletas.

Y, al igual que su hermano, aseguró que otros niños corrieron la misma suerte.

Estas seis acusaciones contra fuerzas militares extranjeras (no pertenecientes a las Naciones Unidas) sitúan los hechos en el interior o los alrededores del campamento de desplazados internos de M'Poko, cerca del aeropuerto de Bangui.

En enero, la ONU ya anunció haber abierto una investigación sobre nuevas acusaciones de abusos sexuales supuestamente cometidos por soldados de tres países participantes en la Misión de la ONU en la República Centroafricana (Minusca). Las presuntas víctimas eran cuatro adolescentes.

La ONU se vio inmersa en un escándalo de violaciones de niños por soldados franceses desplegados en este país africano.

 

 

PUB/IAM