Un nuevo antecedente quedó al descubierto sobre el crimen de María José Goni y Marina Menegazzo, las jóvenes argentinas que fueron brutalmente asesinadas en Montañita, Ecuador.

Esto luego que se dieran a conocer los resultados de los análisis toxicológicos de los cuerpos de ambas jóvenes, en los que se detectó la presencia de benzodiazepina, una droga psicotrópica que actúa sobre el sistema nervioso central, con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes.

El abogado de las familias, Osiris Sánchez comentó, según consigna el diario argentino Clarín, “el análisis toxicológico dio positivo para esta droga que se usa en tratamientos psiquiátricos. Ya no caben dudas que hubo un móvil sexual”.

Con ello se confirma la tesis de las familias, las que aseguraban que Marina y María José habían sido atacadas con el fin de abusar de ellas. Sin embargo, aún faltan los resultados de las pruebas de hisopado vaginal y el análisis de fluidos para confirmar si las jóvenes mendocinas fueron atacadas sexualmente.

Cabe recordar que los cuerpos de las jóvenes fueron encontrados envueltos en plástico y con cinta de embalar abandonados en una zona de vegetación próxima a las playas de Montañita los últimos días de febrero.

PUB/NL