Un saldo de 20 personas lesionadas, cuatro de ellas en estado de gravedad, dejó como saldo el ataque de un joven de 17 años que atacó con un hacha y un cuchillo a los pasajeros de un tren en las cercanías de la ciudad de Wurzburgo en Alemania.

"El autor del apuñalamiento en Alemania (...) llevó a cabo su operación en respuesta al llamamiento de atentar contra países de la coalición que combate al EI", indicó la agencia Amaq tras lo acontecido.

Dentro de los primeros antecedentes, se indicó que el atacante era un joven afgano y que actuó de manera solitaria.

Sin embargo, las investigaciones han demostrado que el joven no sería de la nacionalidad mencionada, sino que pakistaní.

Las autoridades alemanas indicaron a la cadena pública ZDF sobre esta nueva teoría, hecho que fue reafirmado por el vocero del Ministerio de Exteriores afgano Ahmad Shakaib Mustaghni.

En ese sentido remarcó a EFE que criminólogos y lingüistas alemanes le aseguraron que el terrorista no tenía "acento pastún de Afganistán".

De esta manera se está a la espera que las autoridades germanas confirmen oficialmente la nueva teoría respecto a la nacionalidad del joven.

PUB/CM