Uno de los hechos más comentados de los últimos años a nivel mundial es la muerte del luchador de la WWE Chris Benoit.

El canadiense fue acusado de asesinar a su esposa e hijo de 7 años, para luego quitarse la vida colgándose en una máquina de pesas.

Este hecho causó conmoción tanto en los fanáticos de la lucha libre como en Estados Unidos, en donde la actividad es uno de los eventos que congrega mayor cantidad de fans alrededor del mundo.

Y pese a que algunos luchadores e investigadores han manifestado sus dudas respecto a que si fue Benoit el autor de los crímenes, la tesis policial sindica al canadiense como el responsable de los sucesos. En ese sentido, estranguló a su cónyuge para luego sofocar a su hijo.

Según señaló la WWE en ese momento, dos trabajadores recibieron mensajes de texto desde el celular del luchador y de su esposa en donde se señalaba que "los perros están en el área cerrada de la alberca. La puerta de la cochera está abierta".

Esto hizo que alertaran a las autoridades, quienes encontraron los cadáveres de la familia al interior de la vivienda.

Ante esta situación, el ex trabajador de la WWE y actual rostro de ESPN Jonathan Coachman reveló en el podcast del comentarista Jim Ross nuevos detalles que demostrarían que Benoit tenía preparado de antemano el brutal hecho.

Al respecto, señaló que ambos eran muy amigos, por lo que tenía invitado al canadiense a que asistiera a su matrimonio, que sería un sábado, justo en el fin de semana en que ocurrieron los crímenes.

Y pese a que el evento estaba avisado con meses de antelación, la misma semana en que se celebraría la unión Benoit llamó con voz triste a Coachman: "Hey, no puedo hacerlo . Tengo algunas cosas de la familia que están pasando ahora".

¿Tenía ya todo planeado la estrella de la WWE? Ese es uno de los misterios que seguirán dando vueltas en torno a uno de los hechos que mayor conmoción ha causado en los últimos años.

PUB/CM