El crimen de la adolescente de 16 años, Lucía Pérez, quien fue drogada y violada hasta la muerte, remeció a Mar del Plata, su ciudad natal en Argentina y a toda Latinoamérica por la crueldad con la que fue atacada.

El caso no ha dejado a nadie indiferente y la fiscal María Isabel Sánchez realiza los mayores esfuerzos para aclarar todos los detalles que terminaron con su muerte.

En esa línea, la abogada reveló nuevos detalles sobre el crimen y sobre el sospechoso que aún permanece prófugo.

La fiscal Sánchez, según reproduce la versión digital del diario Clarín, descartó la hipótesis levantada por los padres acerca de la responsabilidad en el crimen de la joven de una de sus compañeras de colegio.

La adolescente, aclaró la jurista, no se encuentra imputada por los hechos porque fue “utilizada como instrumento inocente” por Matías Gabriel Farías (23 años) uno de los imputados por el ataque.

“Él se acercó a la amiga (de Lucía) unos días antes en rol seductor”, precisó la fiscal. En dichos diálogos el hombre pidió a la joven ponerlo en contacto con Lucía, lo que ocurrió un par de días más tarde, cuando la víctima desapareció.

“Allí aparece en escena el segundo de los sujetos (Juan Pablo Offidani, de 41 años), ya que estaban juntos en la camioneta. Se baja Farías, la amiga lo reconoce. Le indican que tienen que subir a la camioneta para hacer la transacción”, agregó la abogada.

Sobre el tercer sospechoso, la fiscal del caso confirmó que se encuentra prófugo, aunque detalló que el sujeto aparentemente no habría participado del sometimiento de la adolescente fallecida.  

PUB/NL