Una bala atravesó el techo de lona de un centro de prensa de las pruebas olímpicas de equitación en Deodoro, sin causar heridos.

La bala, de pequeño calibre, fue recuperada por los organizadores que, interrogados por los periodistas, declinaron comentar el incidente.

Deodoro, una de las cuatro zonas olímpicas, está situada en una zona militar.

"Según la policía de nuestra delegación, parece que la bala fue tirada de forma no intencionada", indicó un responsable del equipo neozelandés.

Por otra parte, una explosión fue escuchada cerca de la línea de llegada de la prueba de ciclismo en ruta, más de dos horas antes del final de la carrera, en las proximidades de la playa de Copacabana.

Policías especializados en neutralizar paquetes sospechosos, se encargaron de la explosión controlada.

"Fuerzas responsables de la vigilancia encontraron un objeto, una especie de bolsa, fuera del perímetro de seguridad", explicó Simone Barreto, responsable de prensa de Fort Capacabana, sede del ciclismo.

"Decidieron realizar el proceso que se sigue en estos casos e hicieron explotar el objeto. La situación es normal ahora", añadió Barreto.

PUB/SVM