La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, ha señalado en una entrevista impresa a la revista francesa 'L'Express', que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva será candidato a la Presidencia en las próximas elecciones de 2018.

Según ha señalado la mandataria, el proceso de juicio político --'impeachment'-- que se votará en el Senado en la semana del 22 de agosto contra Rousseff habría sido "un golpe de Estado, con el fin de que Lula no sea candidato", tal como recoge el  medio francés.

"A pesar de los intentos de destruir su imagen, Lula sigue entre las personas más queridas y por ese motivo, se va a presentar a las elecciones de 2018", ha continuado. Al ser preguntada por la futura decisión que tomará el Senado, Rousseff ha afirmado que "fue sacada del poder" y que "no cometió ningún delito de responsabilidad". "La decisión ha sido profundamente injustificada", ha afirmado la jefa de Estado.

En canto al uso ilícito de recursos económicos, la brasileña se ha defendido y ha destacado que "solo aprobó cuatro decretos para financiar, principalmente, hospitales". "No soy el primer presidente en hacer lo mismo (...), Fernando Henrique Cardoso aprobó 23 decretos similares. La acusación ha sido solo un pretexto", ha reiterado.

Rousseff también ha aprovechado la entrevista para defender al Partido de los Trabajadores (PT) y ha afirmado que desconocía el esquema de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

"En cualquier país del mundo divulgar la conversación privada de un presidente sería un crimen", ha destacado en relación a la difusión de una audio de una conversación suya con Lula.

La presidenta también se ha referido al gobierno interino liderado por Michel Temer y ha señalado que han caído ya tres ministros por su presunta relación con la corrupción. "La situación en Brasil es grave", ha sentenciado.

Durante las siguientes páginas, la mandataria hace referencia a la situación política, económica y social que está viviendo el gigante iberoamericano de cara a los Juegos Olímpicos, que se iniciarán el próximo 5 de agosto.

 

 

 

 

PUB/IAM