Rusia está en proceso de modernización y fortalecimiento de sus Fuerzas Armadas. Tras el conflicto en Crimea y la arremetida en Siria, el presidente ruso Vladimir Putin busca recuperar el liderazgo militar que ostentó la desaparecida Unión Soviética.

En esta senda, la maquinaria militar rusa ha estado especialmente agitada, con fuertes innovaciones tecnológicas, como el nuevo tanque Armata. Otro aspecto elemental para las ramas castrenses rusas es el aumento de la planta de efectivos.

Con este efectivo, Putin firmó el 2 de enero de 2015 un decreto en que abre las Fuerzas Armadas a todo extranjero. Si bien, la medida apunta a sumar elementos de las ex repúblicas soviéticas, el decreto no pone límites de nacionalidades de origen.

Los requisitos

En el sitio del Ministerio de Defensa ruso se publican los requisitos y los pasos que deben seguir quienes estén interesados en formar parte de la maquinaria militar de Kremlin. Ahí, en su versión en inglés, se define que pueden postular personas de entre 18 y 30 años que tenga conocimientos del idioma ruso. En este aspecto, la información no es precisa y algunos medios moscovitas relativizan la importancia del idioma en el proceso de selección.

Tres etapas de selección

Los interesados deben sortear tres etapas para ser admitidos en las Fuerzas Armadas rusas: selecciono inicial, preselección y elección en profundidad. En este proceso se piden diversos antecedentes personales y laborales, y también se realizan tests médicos y sociológicos.

Los beneficios

Los elegidos obtendrán un contrato por cinco años con las FFAA rusas, y al final de este tiempo podrán obtener la nacionalidad rusa, lo que les permitiría extender su vínculo con las ramas militares. Reciben un sueldo promedio de 500 dólares mensuales (cerca de 340 mil pesos chilenos).

PUB/AOS