Estados Unidos y Rusia acordaron extender la tregua en Siria a la ciudad de Alepo, objeto de fuertes combates entre las fuerzas del gobierno y los rebeldes, dijo el Departamento de Estado, mientras la guerra en Siria seguía imparable este miércoles, en Alepo y con bombardeos del régimen contra zonas rebeldes cerca de Damasco.

"Desde que esto entró en vigencia a las 00H01 de Damasco, hemos visto un descenso de la violencia en estas áreas", dijo el portavoz Mark Toner.

Desde la reanudación el 22 de abril de los combates en Alepo (norte), segunda ciudad del país, 284 personas han muerto -entre ellas 57 niños y 38 mujeres- a causa de los enfrentamientos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (Osdh).

La batalla de Alepo -ciudad dividida desde 2012, con sectores rebeldes y gubernamentales- ha hecho volar en pedazos la tregua que entró en vigor el 27 de febrero pasado impulsada por Estados Unidos y Rusia.

Una coalición de grupos rebeldes llamada 'Fatah Halab' ('La conquista de Alepo') lanzó el martes una ofensiva contra los barrios occidentales, controlados por el régimen. Los enfrentamientos prosiguieron en la madrugada de este miércoles en la periferia de esta localidad, según un corresponsal de AFP en el lugar.

Se tratan de los combates "más violentos en Alepo desde hace más de un año", aseguró el director del Osdh, Rami Abdel Rahman.

Este miércoles por la mañana reinaba una relativa calma, pero tres civiles murieron cuando un cohete cayó sobre un barrio controlado por las fuerzas progubernamentales, según la agencia oficial Sana.

"No creo que los bombardeos vayan a cesar, porque la decisión de pararlos no está en las manos de [Bashar Al] Asad, sino en las de su aliado ruso", aseguró en referencia al presidente sirio Mahmud Sendeh, un militante de 26 años que vive en uno de los barrios controlados por los rebeldes.

- "En las próximas horas" -

"Las partes rusa y estadounidense (...) intentaron introducir un régimen de silencio (un alto el fuego) en y en torno a Alepo", dijo este miércoles a la prensa un portavoz militar ruso, Igor Konashenkov, en Hmeimim, una base aérea ubicada en la provincia siria de Latakia donde están estacionadas las tropas rusas. "El régimen de silencio ha sido impedido por el Frente Al Nosra", acusó, refiriéndose a la rama siria de la red yihadista Al Qaida.

Rusia y Siria justifican la ofensiva contra Alepo del 22 de abril por la presencia en esta ciudad siria de miembros de Al Nosra y del grupo Estado Islámico (EI). Sin embargo, para Estados Unidos el alto el fuego debe ser "nacional" y Alepo "nunca" estuvo fuera de las negociaciones de tregua.

Asimismo, Turquía, cuya frontera con Siria es atacada casi cotidianamente con cohetes atribuidos al EI, está dispuesta a enviar tropas al país vecino "si es necesario", según declaró el primer ministro, Ahmet Davutoglu. "Estamos preparados para tomar todas las medidas para protegernos, tanto en el interior de Turquía como en el exterior", dijo a la cadena de televisión catarí Al Jazeera,

Por otra parte, los bombardeos de la aviación siria y los combates en el bastión rebelde del este de Damasco se reanudaron este miércoles después de que expirara durante la noche el alto el fuego acordado la semana pasada en la zona, informó el Osdh.

Moscú y Washington acordaron la semana pasada una "congelación" de los enfrentamientos durante 24 horas, renovado dos veces para la Guta Oriental y la provincia occidental de Latakia. En esta última provincia, este miércoles no se registraron ataques.

- Reunión en Berlín -

En el frente diplomático, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se reunió este miércoles por la tarde en Berlín con los ministros de Exteriores de Francia y Alemania y con el coordinador de la oposición siria, Riad Hijab.

"La alternativa (a un éxito en las negociaciones de cara a una tregua) sería catastrófica puesto que podríamos ver cómo unas 400.000 personas se desplazarían hacia la frontera (sirio) turca", advirtió De Mistura tras el encuentro.

El enviado especial de la ONU estuvo el martes en Moscú, donde presionó para que Rusia impulsara un alto el fuego.

"Tratamos de removilizar a todo el mundo", dijo una fuente europea en referencia a esta reunión en Berlín. La fuente añadió que "en Alepo las hostilidades se reanudaron por iniciativa del régimen" de Asad. Pero, "un alto el fuego depende realmente de los rusos", admitió.

Además, el Consejo de Seguridad de la ONU se reúne este miércoles en Nueva York para tratar sobre la situación en Siria y en particular en Alepo. Y el próximo lunes, Francia recibirá con el mismo motivo a los ministros de Exteriores de Arabia Saudí, Catar, Turquía y Emiratos Árabes Unidos.

La guerra en Siria, que comenzó en 2011 con manifestaciones pacíficas brutalmente reprimidas por el Gobierno, ha provocado más de 270.000 muertos y millones de desplazados.

 

PUB/IAM