Una cría de foca tuvo que ser sacrificada después de que una mujer la sacó del mar en una bolsa, con el objetivo de "salvarla". Sucedió en una playa cercana a Westport, en el estado de Washington, Estados Unidos.  

Aunque el incidente sucedió en mayo pasado, la fotografía y la historia fue difundida recientemente por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), cuyo vocero explicó: "Ella se la llevó a casa en una bolsa de compras, pensando que estaba abandonada"

Al darse cuenta de que no sabía qué hacer con ella, llamó a un acuario pero ya era demasiado tarde

Al darse cuenta de que no sabía qué hacer con ella, llamó a un acuario pero ya era demasiado tarde

AP

Foto:

Sin embargo, "cuando llegó a casa se dio cuenta de que no sabía qué hacer con ella o de los cuidados que requiere y llamó al Westport Aquarium", explicó el vocero Michael Milstein a la cadena "ABC News". 

El personal del acuario revisó a la cría de la foca, pero estaba "extremadamente aletargada", por lo que tuvieron que sacrificar al animal. 

La cría de foca tuvo que ser sacrificada

La cría de foca tuvo que ser sacrificada

AP

Foto:

¿Lo peor? Es la segunda muerte en estas condiciones en unas cuántas semanas. "Lo mejor que las personas pueden hacer para ayudar a las criaturas del mar es dejarlas solas. Alejarse de ellas lo más posible", explicó la NOAA en un comunicado a medios de comunicación. "Molestar, alimentar o intentar mover a las crías de focas o algún otro mamífero es ilegal, porque puede causar estrés a los animales, además de interferir con su comportamiento natural", finalizó la agencia estadounidense. 

Una práctica cada vez más común

En California hubo al menos 60 casos similares durante 2015, informó Justin Greenman, coordinador estatal de la NOAA, al periódico "Huffington Post". Las personas aseguraron que recogieron ilegalmente a focas y otros mamíferos marítimos pensando que los estaban ayudando, cuando en realidad hicieron todo lo contrario. 

Un caso parecido ocurrió en Argentina en febrero pasado

Un caso parecido ocurrió en Argentina en febrero pasado

Facebook.com

Foto:

Selfies con animales marítimos, otro grave problema

En febrero pasado, la historia de un grupo de turistas que sacó del agua a una cría de delfín para tomarse selfies, provocó indignación mundial porque el animal murió. Este tipo de casos se han repetido en todo el mundo.

Un caso similar sucedió en República Dominicana en junio pasado. Un grupo de salvavidas sacó del agua a un tiburón para que las personas se fotografiaran con el. Provocó una serie de condenas, incluídas las de la organización Peta: "¿Cuántos ejemplos más de animales sufriendo necesitamos antes de que los humanos entendamos que no son juguetes que podamos usar y maltratar?".