Trump ya respira tranquilo: ganó en Nebraska y Virginia Occidental. Se acercó a los 1237 delegados que necesitaba para asegurarse la candidatura del partido antes de la convención republicana que tendrá lugar este julio. 

Por su parte, Bernie Sanders derrotó a la favorita Hillary Clinton en Virginia Occidental, aunque ella está cerca de lograr la cantidad mínima de 2.383 delegados que necesita para la nominación. Pero de todos modos, nada se da por definido. 

Trump tiene 1119 delegados, Clinton 2233 y Sanders 1461. Todavía le falta mucho a Sanders para poder vencer a su rival en la nominación, informó el portal "Politico".