Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunirán el jueves en territorio venezolano para analizar la situación de la frontera binacional, cerrada desde hace casi un año por Caracas aduciendo inseguridad, informó este miércoles la Presidencia colombiana.

"Mañana jueves los presidentes de Colombia y Venezuela se reunirán para evaluar la situación de la frontera con miras a la normalización de la situación en las zonas limítrofes", indicó una fuente de la oficina de comunicaciones del gobierno, agregando que el encuentro "será en Venezuela", aunque sin precisar la ciudad.

El 4 de agosto, en Caracas, las cancilleres de Venezuela, Delcy Rodríguez, y de Colombia, María Ángela Holguín, evaluaron las condiciones para la reapertura de la frontera común de 2.219 km.

Los pasos limítrofes fueron cerrados por decisión de Venezuela gradualmente desde el 19 de agosto de 2015, tras un ataque de supuestos paramilitares colombianos contra una patrulla militar venezolana.

"Vamos a hacer una apertura paulatina de la frontera, los presidentes tomarán la decisión una vez se reúnan", afirmó entonces Holguín en la más reciente reunión en Caracas.

En la reunión de cancilleres, en la que también participó Maduro, se resolvió la creación de una cédula de identidad especial para los residentes de la frontera, así como un aumento de los controles de seguridad, en el marco de la lucha conjunta contra el contrabando de gasolina, el narcotráfico y el crimen organizado.

La reunión entre autoridades policiales y militares tuvo lugar el martes pasado en la ciudad venezolana de San Antonio del Táchira, fronteriza con la colombiana Cúcuta. En la cita, se creó una instancia de cooperación contra el crimen organizado y se acordó un esquema aduanero.

- "Frontera abierta, frontera de paz" -

"Estamos trabajando de forma unida las fuerzas militares y las fuerzas policiales de ambos países con la decisión de construir una nueva frontera de paz", dijo a periodistas José Vielma Mora, gobernador del venezolano estado Táchira.

"Debemos tener una frontera abierta, una frontera en paz, una frontera nueva, con condiciones de seguridad, con condiciones de control al contrabando, con armonía en la migración", agregó por su parte William Villamizar, gobernador del departamento colombiano de Norte de Santander.

A finales de junio pasado los ministros de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, y de Colombia, Luis Carlos Villegas, acordaron en Caracas "revivir" la cooperación binacional en materia de seguridad. Esta colaboración había quedado en suspenso tras la orden de Maduro de cerrar los pasos fronterizos.

Junto al refuerzo de la seguridad y a la cédula fronteriza, se ha planteado la creación de una cesta básica para el intercambio de alimentos y materia prima.

Pese al cierre de la frontera, tras una autorización temporal de Caracas, unos 150.000 venezolanos cruzaron a Colombia en julio en tres oportunidades para comprar productos básicos y medicamentos que no consiguen en su país.

Venezuela vive una fuerte crisis política y social, con una escasez de 80% de los alimentos y la inflación más alta del mundo (180,9% en 2015).

 

PUB/IAM