Nadie sabe cuándo morirá. Pero este motociclista, agonizando por horas, se hizo viral al grabar lo que creyó que serían los últimos momentos de su vida.