De verdadero terror. Un hombre vestido como Freddy Krueger entró a una fiesta de Halloween y disparó hiriendo a cinco personas en Estados Unidos