La carrera para sustituir al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se acelerará este viernes con la segunda ronda de votación que podría traer sorpresas y terminar con las aspiraciones de algunos candidatos.

El ex primer ministro portugués Antonio Guterres había tomado el liderazgo el mes pasado en la primera votación informal para elegir al nuevo jefe de la ONU, seguido de cerca por el ex presidente esloveno Danilo Turk.

Sin embargo, los diplomáticos advierten que podría pasar algo inesperado en la carrera para suceder a Ban, con 11 candidatos ahora en contienda.

"Pienso que va a ser un proceso que tomará algo de tiempo", dijo el embajador ruso Vitaly Churkin. "Esto no se va a resolver el viernes".

Durante la reunión a puertas cerradas, los 15 miembros del Consejo de Seguridad serán consultados sobre si "animan", "desalientan" o no tienen "ninguna opinión" de un candidato.

Guterres quedó en la cima durante la primera ronda con 12 votos que "animan" y tres que "no tienen opinión", pero algunos diplomáticos dicen que es incierto si él podrá asegurar una votación tan alta en una segunda ronda.

Los resultados no son anunciados, pero el presidente del Consejo comunica a los candidatos el nivel de apoyo que tuvieron.

Algunos candidatos dicen en privado que los resultados de la segunda ronda de votaciones podrían ser la clave en la decisión de esta carrera.

La ex canciller croata Vesna Pusic anunció el jueves que se retiraba de la contienda, después de recibir poco apoyo en la primera ronda.

Pusic dijo en una carta anunciando su retiro que tomó la decisión "luego de que en la primera ronda de votación del Consejo de Seguridad de la ONU quedó claro que la selección no fue en mi dirección".

Partidaria de las políticas europeas, de la igualdad de género y vocera de los derechos de la comunidad Lgbt, Pusic tuvo 11 votos de "desaliento", dos que la "animaban" y dos que "no tenían opinión".

- ¿Un jefe de ONU de Europa del Este? -

Los miembros del Consejo de Seguridad están frente al llamado de elegir a la primera mujer en el cargo después de que ocho hombres lo ocuparan, y a la vez dar preferencia a un candidato de Europa del Este, la única región que hasta ahora no ha sido representada en el alto puesto.

El embajador ruso dijo que para Rusia ha sido una "prioridad" apoyar un postulante de Europa del Este -de donde provienen siete de los 11 aspirantes al cargo-, pero es sabido que hay "buenos candidatos también de otras regiones".

Entre otros candidatos está la jefa de la Unesco, la búlgara Irina Bokova, quien se ubicó en el tercer lugar, y la exprimera ministra de Nueva Zelanda Helen Clark, quien encabeza el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y fue sexta en la votación.

Hay dos mujeres latinoamericanas en la carrera: la canciller argentina Susana Malcorra, que fue jefa de gabinete de Ban, y la costarricense Christiana Figueres, exsecretaria ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático.

El voto secreto culmina un nuevo proceso, más abierto y que por primera vez en la historia de las Naciones Unidas ha permitido a candidatos aparecer y hacerse oír para alcanzar el máximo puesto antes de la Asamblea General.

Se esperan más rondas de votación en las siguientes semanas antes de que el Consejo de Seguridad acuerde la nominación, la cual se prevé ocurra en octubre.

El nuevo secretario de Naciones Unidas empezará su gestión de cinco años el 1 de enero.

La decisión final del Consejo, en el que sus cinco miembros permanentes (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China) tienen derecho a veto y una voz preponderante, debe ser ratificada por la Asamblea General de la ONU.

 

PUB/IAM