Varios bancos rusos son blanco desde hace tres días de un ciberataque de envergadura, lanzado desde miles de ordenadores pirateados en más de 30 países, informó el jueves el laboratorio Kaspersky, especialista en seguridad informática. 

El mayor establecimiento del país, el banco público Sberbank, precisó haber sido víctima de un ataque y de haber conseguido neutralizarlo sin alterar sus actividades.

Según Kaspersky, los ataques "complejos" de tipo DDoS, que consisten en enviar miles de búsquedas a un servidor para bloquearlo, empezaron el martes a las 13H00 GMT. El jueves todavía persistían.

De una duración media de una hora pero pudiendo alcanzar 12 horas, estos ataques afectaron "páginas internet de al menos cinco instituciones financieras que figuran entre las diez primeras" de Rusia, precisó la empresa en un comunicado.

Estas operaciones emitieron hasta 660.000 búsquedas por segundo desde una red de máquinas pirateadas, utilizadas sin el consentimiento de sus propietarios ("botnet"), de más de 24.000 ordenadores en 30 países diferentes, pero especialmente en Estados Unidos, India, Taiwán e Israel, según la misma fuente.

Interrogado por la AFP, el banco central confirmó haber identificado "ataques contra una serie de grandes bancos" procedentes de objetos conectados, pero que no bloquearon el acceso a los clientes.

Uno de los responsables de Sberbank, Stanislav Kuznetsov, precisó que el grupo había sufrido 68 ataques de este tipo en este año, y que se trataba de uno de los más importantes pero "no el más potente".

 

PUB/AOS