La policía española anunció la detención este domingo de siete personas en Valencia y Alicante (este) y en el enclave español de Ceuta en Marruecos por sus supuestos vínculos con los yihadistas de Al Qaida y el Estado Islámico en Siria e Irak.

"Entre los detenidos hay cinco españoles de origen sirio, jordano y marroquí, y dos extranjeros residentes, de nacionalidades siria y marroquí", dijo la policía en un comunicado.

El líder de la red organizaba el envío a Siria e Irak de "material militar, dinero, equipos electrónicos y de transmisiones, armas de fuego y precursores destinados a la fabricación de explosivos", según la policía.

Los envíos se hacían mediante contenedores cerrados, declarados como ayuda humanitaria. El papel de los otros detenidos no fue precisado.

La financiación provenía del "hawala", un sistema islámico informal de transferencia de fondos, mucho más discreto que los envíos clásicos.

El líder de la red mantenía además contactos constantes con un miembro del EI, que habría pedido reclutar a mujeres para casarlas con yihadistas en Siria, según el comunicado de la policía.

Los arrestos, que estuvieron acompañados de varios registros, se enmarcan en una investigación policial que comenzó en 2014 sobre "la estructura exterior" de las organizaciones yihadistas Frente al Nosra, la rama siria de Al Qaida, y el Estado Islámico.

PB/MC