El hijo que el presidente Evo Morales procreó con su ex pareja, Gabriela Zapata,  detenida ayer por acusaciones sobre enriquecimiento ilícito, no ha muerto, sino que está vivo y tiene entre 8 y 9 años, aseguró a la prensa una tía de la acusada.

"Conozco que ese niño, no ha muerto, ha nacido, lo he tenido en mis brazos", dijo Pilar Guzmán, tía de Gabriela Zapata a la red de televisión PAT.

"En unas horas más, ella va a convocar a la prensa y va a decir toda la verdad", subrayó.

A principios de mes, el periodista Carlos Valverde reveló que hace unos 10 años, Zapata tuvo una relación sentimental con Evo Morales, de la cual tuvieron un hijo.

Morales reconoció que Zapata fue su compañera sentimental y que tuvo con ella un hijo que luego falleció. Dijo que luego cortaron toda relación personal, por lo que desconocía el paradero de Zapata.

"No sé por que han dicho eso (que ha muerto), no sé los motivos que les han llevado a decir esa mentira", anotó Guzmán al explicar que no se pronunció antes porque "tenía que esperar la autorización" de su sobrina.

La pariente de la ex pareja de Morales precisó que "el niño se llama Ernesto Fidel. Es hijo del Señor Evo Morales. Está acá y tiene entre ocho y nueve años", acotó Guzmán.

Aseguró que esta información será corroborada por su sobrina.

Gabriela Zapata fue acusada formalmente por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento ilícito y uso indebido de influencias, en su calidad de gerente de una empresa china que se adjudicó millonarios contratos con el Estado.

Zapata permanece detenida desde el viernes a la espera de que un juez cautelar instruya su formal prisión.

PUB/IAM