Con el reglamento de votación y la plataforma de partido aprobada, la noche del lunes culminaron las primeras dos sesiones de la Convención Nacional del Partido Republicano en Cleveland, Ohio. Una aparición sorpresa de Donald Trump provocó la euforia de los presentes, que no dejaban de aclamar a su virtual candidato presidencial. 

Un delegado del estado de Missouri, George Engelbach, decidió asistir a la convención luciendo el clásico atuendo de Abraham Lincoln, el presidente número 16 de Estados Unidos y el primero del Partido Republicano. 

“Lo admiro mucho (a Lincoln), él fue un presidente honesto. Una mentira lleva a la otra y no recordarás que mentiste y seguirás mintiendo. Así que Lincoln es mi modelo”, expresó George, añadiendo que compara a Donald Trump con Abraham Lincoln. 

“En la actitud que tiene de culminar lo que comienza. Yo creo que Trump va a ganar y si no lo hace nuestro país estará perdido. El va a detener el crimen, va a encontrar a los miembros de Estado Islámico, él va a hacer simplemente lo que se tiene que hacer, si tiene que construir un edificio por alguna razón, él simplemente lo hace”, puntualizó el caballero de 74 años, añadiendo que está de acuerdo con que Trump nombre al noveno juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos, silla vacante desde febrero. 

Entre el público también se encontraba Michael Lacash, que llevaba un enorme sombrero con forma de trompa de elefante –en alusión al logo del Partido Republicano– y con una peluca alusiva a la cabellera de Trump. 

Michael, confesó que esta es la convención número seis a la que asiste con el sombrero –la primera a la que asistió fue en San Diego en 1996–, aunque esta vez le añadió la peluca para estar más acorde con el candidato de este año. 

“Creo en los valores del partido republicano y sé que nuestro candidato hará un excelente trabajo. Hillary Clinton no hará un buen trabajo. Es hora de que alguien represente a todos en América, no solo a algunos”, dijo Michael. 

Por otro lado, Gohnna Beuerlein asiste por primera vez a una convención republicana porque está segura de que el país necesita un cambio y Donald Trump puede brindar eso. Beuerlein se mostró decepcionada y molesta con el gobierno estadounidense por la muerte de policías en Texas y en Lousiana y dijo que los miembros del movimiento Black Lives Matter estaban siendo pagados para crear caos. 

“La gente no se siente segura. Trump es honesto. Desde el primer día dijo que algo en este país estaba mal y lo apoyo porque él dice las cosas como son, puede que no suene bonito y que no sea políticamente correcto, pero lo dice para que nosotros podamos entender qué es lo que está mal. Creo que él ama  a la gente legal justo como yo también lo hago y creo que eso es lo que necesitamos”, afirmó Gohnna, de 54 años.