Dos sismos de hasta 6,8 grados de magnitud sacudieron este miércoles Ecuador , y sus epicentros se localizaron cerca de la zona cero del devastador terremoto de hace un mes, que mató a unas 700 personas, informaron las autoridades.

A los ecuatorianos los despertó un temblor de 6,8 grados hacia las 02H57 locales (07H57 GMT) y aún asustados afrontaron otro de 6,7 grados a las 11H47 locales (16H47 GMT), de acuerdo con informes del Instituto Geofísico de Quito.

Ambos sismos, que generaron varios movimientos menores, tuvieron sus epicentros en la provincia costera de Esmeraldas, en el noroeste y fronteriza con Colombia.

Las dos fuertes réplicas del terremoto de 7,8 grados del 16 de abril pasado se produjeron cerca del balneario de Mompiche, 185 km al oeste de Quito y 60 km al norte de Pedernales, la zona cero del potente sismo de hace un mes.

"Réplica similar a la de esta madrugada. Intensidad 6.8, epicentro Mompiche. NO hay alerta de tsunami. Pronto reporte de posibles daños", dijo el presidente Rafael Correa a través de su cuenta en Twitter.

El segundo sismo volvió a generar alarma en Quito, donde la gente evacuó edificios, casas y entidades públicas como la Cancillería, constató la AFP.

"Yo estaba en la oficina y es (un edificio) de cuatro pisos. Solo tuve fe en Dios nada más", dijo a la AFP Mariela Díaz, una empleada pública.

Muchas personas permanecieron durante una hora en las calles y en parques como en el de La Carolina, en el norte de la capital y cerca de donde se encuentra la oficina de la AFP.

Tras el primer sismo del miércoles, el mandatario manifestó que "hay lesionados leves pero básicamente porque salieron corriendo, se tropezaron, cosas así, y también afectaciones menores en infraestuctura".

El ministerio coordinador de Seguridad reportó afectaciones en tres viviendas y que cinco personas sufrieron leves lesiones y otra resultó herida al colapsar una pared.

Los movimientos telúricos se sintieron en Quito y en varias provincias ecuatorianas, así como en departamentos colombianos, de acuerdo con el Servicio Geológico de Colombia.

- Clases suspendidas y sin daños en áreas estratégicas -

El presidente Correa, quien reactivó el Comité de Operaciones de Emergencias (COE) nacional, señaló hacia el mediodía por Twitter: "Hemos ordenado suspensión de clases en Manabí y Esmeraldas hasta el lunes" y "se suspende también la jornada vespertina de clases en todo el país, hasta recabar toda la información sobre posibles daños".

Luego del primer temblor del miércoles, el mandatario admitió que se registró un "nuevo susto" con el sismo de 6,8 grados del miércoles, que desencadenó réplicas de hasta 5,4 grados.

Y remarcó: "Lamentablemente pese al susto, a la gravedad, es normal, y se esperan réplicas en los dos meses" posteriores al terremoto del 16 de abril, que arrasó poblaciones principalmente en Manabí, mantiene en albergues a unas 29.000 personas y dejó unos 700 fallecidos, entre ellos varios colombianos.

"Por fortuna, sismo en Ecuador sin daños graves. Parte de tranquilidad de @MashiRafael (ndlr: cuenta de Twitter de Correa). No hay colombianos afectados", señaló el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, a través de esa red social.

Cali, capital del Valle del Cauca, fue remecida con fuerza y despertó a los pobladores, según un fotógrafo de la AFP.

Correa, quien descartó posibilidades de tsunamis, señaló que "sectores estratégicos, represas, hidroeléctricas, refinería, todo está muy bien".

Ecuador explota petróleo en la selva de la Amazonia, que para ser exportado es transportado por tuberías hasta Esmeraldas, donde también está la mayor refinería. El crudo es el principal producto de venta del país.

- "La naturaleza nos está poniendo a prueba" -

Correa llamó al país a mantener la calma a pesar de que la "naturaleza nos está poniendo a prueba" y advirtió que "habrán más réplicas de más de 6 grados".

"Acá se sintió fuerte. Con mi familia salimos corriendo de la casa", dijo a la AFP Modesto Guale, quien habita en el barrio Costa Azul del puerto pesquero de Manta (en Manabí), que ya se había visto afectado por el terremoto de hace un mes.

Manabí y Esmeraldas se quedaron parcialmente sin energía en la madrugada, según las autoridades.

El terremoto de abril es considerado por Correa como la "peor tragedia", desde que, en 1949, un fuerte movimiento telúrico dejó 6.000 muertos y 100.000 damnificados en el centro del país.

El gobierno estimó en principio en unos 3.000 millones de dólares las pérdidas por el terremoto de hace un mes.

Noticia en desarrollo...

PUB/IAM