En estado grave permanece una mujer en India, luego que su suegra y su cuñada le arrojaran ácido y kerosene sobre el vientre al enterarse que iba a dar a luz una segunda niña.

Pese a las graves quemaduras con las que resultó la madre, el bebé según relataron los doctores permanece fuera de peligro y el embarazo sigue su curso natural.

La mujer ya había tenido una niña con su marido y frente a este nuevo embarazo, su suegra y su cuñada acudieron a un adivino para que las ayudara a saber el sexo del bebé.

Ante la respuesta que sería una niña, las mujeres tomaron la drástica determinación y atacaron a la futura madre, reproduce el diario Hands India.  

Según el medio, la pareja no quiso abortar a la criatura lo que desató el enojo de las mujeres que esperaron que el marido de Girija -la víctima- se ausentara para rociarla con ácido y combustible y prenderle fuego mientras dormía.

Los gritos de la mujer alertaron a los vecinos, quienes hicieron la denuncia a las autoridades.

PUB/NL