La Autoridad de Aviación Civil de Tailandia (CAAT, en inglés) anunció la prohibición de la venta de billetes de avión para las "look thep", unas muñecas con supuestos poderes sobrenaturales que se han puesto de moda en el país, informó hoy la prensa local.

La orden se produce unos días después de que la aerolínea de bajo coste Thai Smile, subsidiaria de Thai Airways, aprobara la venta de billetes para estas muñecas que, según sus dueños, están poseídas por ángeles o espíritus celestiales.

La aerolínea afirmó que las "look thep" ("ángeles infantiles", en tailandés), que parecen muñecas corrientes de plástico para niños, podrían incluso recibir consumiciones y bebidas como el resto de los pasajeros.

"Las muñecas serán catalogadas como equipaje, no pasajeros. Según las normas internacionales de aviación, los pasajeros son personas. Así que las aerolíneas tienen prohibido vender billetes para muñecas", señaló el director de CAAT, Chula Sukmanop, según el diario Bangkok Post.

Chula subrayó que las "look thep" deberán se colocadas debajo del asiento o en los compartimentos para el equipaje.

En los últimos meses, la moda de las "muñecas poseídas" se ha extendido en Tailandia, donde sus dueños las llevan en cochecitos e incluso les reservan asiento y comida en los restaurantes.

Thai Smile decidió permitir que se compraran billetes para las "look thep" después de que decenas de pasajeros se subieran con sus muñecas a bordo y un restaurante en Bangkok llegó a ofrecer un menú especial para estos amuletos mágicos.

Tras alertar del peligro de que fueran utilizadas para transportar droga, la Policía tailandesa halló este martes 200 pastillas de metaanfetamina dentro de una de estas "muñecas poseídas" en el aeropuerto de Chiang Mai, en el norte.

La Oficina Nacional de Budismo también ha iniciado una investigación ante las alegaciones de que algunos monjes están consagrando "look thep" con la creencia de que protegerán a sus dueños.

Según el portal Coconuts, la creadora de las "look thep" fue Mananya Boonmee "Mama Ning", una médium tailandesa quien asegura comunicarse con la deidad hindú Parvati.

Hace unos tres años, Mama Ning empezó a invocar a ángeles o espíritus celestiales mediante "magia blanca" para que se alojaran en las muñecas y pudieran proteger y beneficiar a sus dueños.

Esta superstición se asemeja a la vieja práctica de crear amuletos llamados "kumanthong" a partir de fetos humanos muertos, aunque ahora la práctica está prohibida y se utilizan muñecos consagrados en una ceremonia animista.

El 90 por ciento de los tailandeses profesa el budismo, que en muchos casos está mezclado con creencias hinduistas y animistas, presentes en el Sudeste Asiático antes de la llegada de los primeros monjes budistas.

 

PUB/IAM