Temer rechazó con la más "absoluta vehemencia" la agresión sexual de la que fue víctima una joven en Río de Janeiro el pasado fin de semana y consideró "absurdo" que en "pleno siglo XXI tengamos que convivir con crímenes bárbaros como ese".

"Tomaremos medidas efectivas para combatir la violencia contra la mujer", afirmó Temer a través de su cuenta en Twitter, un día después de que saliera a la luz que fue cometida la brutal violación contra la adolescente.

El mandatario interino de Brasil anticipó que será creado un departamento en la Policía Federal para coordinar en todo el país el combate a crímenes contra la mujer.

Temer aseguró que el gobierno está "movilizado", junto con la Secretaría Pública de Río de Janeiro, para "castigar con rigor a los autores de la violación y la divulgación del acto criminal en las redes sociales".

La agresión sexual fue difunda este jueves en las redes sociales a través de un video, en el que la joven aparece desnuda y desmayada, con sus órganos sangrando, mientras que el autor de la grabación comenta que fue violada por al menos 30 personas.

El ministro de Justicia, Alexandre de Moraes, por su parte, informó que el próximo martes se reunirá con los secretarios de Seguridad Pública de los diferentes estados del país para abordar la violencia contra las mujeres.

"La violación representa la mayor violencia a la dignidad de la mujer y debe ser duramente reprimida", señaló Moraes a través de un comunicado.

La mandataria suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, se pronunció la víspera sobre el caso y expresó su repudio contra la "brutalidad" cometida contra la adolescente y contra "la violencia hacia las mujeres".

"Es inaceptable que crímenes como este continúen sucediendo. Repito, debemos identificar y castigar a los responsables", afirmó Rousseff, quien modificó su foto de perfil de Facebook para colocar una en la que pide en "fin de la cultura de la violación".

 

PUB/IAM