El líder norcoreano, Kim Jong-un, dijo este viernes que el arsenal de armas nucleares del país debe estar listo para ser utilizado "en cualquier momento", tras un esperado aumento de su retórica belicosa después de la adopción de nuevas sanciones contra Pyongyang por el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Debemos estar preparados en todo momento para disparar nuestras ojivas nucleares", subrayó Kim, citado al comienzo de esta jornada por la agencia de prensa oficial KCNA.

El Consejo de Seguridad había impuesto una nueva serie de pesadas sanciones a Corea del Norte después de los últimos ensayos nuclear y balístico realizados por el régimen comunista.

Esta resolución del Consejo, presentada por Estados Unidos y adoptada por unanimidad, incluida China, única aliada de Pyongyang. 

El presidente estadounidense Barack Obama saludó de inmediato esta decisión del Consejo de Seguridad, como respuesta "firme, unida y apropiada" a una prueba nuclear -la cuarta desde 2006- y al lanzamiento de un cohete efectuados respectivamente el 6 y 7 de febrero por Corea del Norte, en violación de varias resoluciones de la ONU.

Unas horas después de la adopción de la resolución, Corea del Norte, cada vez más aislada en el tema de su arsenal nuclear, lanzó varios proyectiles de corto alcance a la altura de sus costas orientales, según el Ministerio de Defensa surcoreano.

Según el Ministerio surcoreano, seis proyectiles de un alcance aparente de 100 a 150 km fueron lanzados al mar de Japón.

Corea del Sur promete respuesta "severa"
La presidenta surcoreana Park Geun-Hye prometió una severa respuesta a cualquier provocación militar de Corea del Norte después de que Kim Jong-Un blandiera la amenaza nuclear en respuesta a las sanciones internacionales.

"Si Corea del Norte nos provoca debemos responder con una severa punición para mostrarle claramente a Corea del Norte el precio que tendrá que pagar y demostrar nuestra determinación a proteger nuestro país", declaró Park Geun-Hye en un discurso difundido por la televisión.

"Debemos hacerle entender a Corea del Norte que su régimen no sobrevirá si no renuncia a su programa nuclear", agregó la presidenta en un  discurso pronunciado en una ceremonia militar.

PUB/FHA