Un fuerte sismo de 5,4 Richter (según la USGS) con una profudidad de 9 kilómetros, afectó la zona central de la península itálica en la tarde noche del miércoles. Autoridades trabajan en determinar las daños. El movimiento telúrico se percibió desde Florencia, por el norte, hasta Napoles, por el sur. 

El terremoto se produjo a las 19:11 horas locales. El movimiento telúrico se pudo sentir en el centro del país, en la zona de la Región de las Marcas, sacudida el pasado 24 de agosto por otro terremoto, y también en la capital italiana, según los medios locales. 

Hasta el momento se hace imposible determinar la magnitud de los daños, pero los medios locales reportam que mucha gente ha salido a las calles en Roma. Se aprecian vehículos de la Protección Civil y de Bomberos,

Se reportan los primeros daños en la ciudad de Macerata. La localidad más cercana al epicentro es Castelsantangelo sul Nera, en la providencia de Macerata. El alcalde de esta ciudad de 318 habitantes, Mauro Falcucci, asegura que "es probable una pérdida importante. El enjambre sísmico aún continúa. Seguramente tiene que haber algunos colapsos importantes" a la cadena SkyTg24.

Los italianos reportan daños impòrtantes en Visso, Castelsantangelo sul Nera y Ussita, todas de la provincia de Macerata, en la región de las Marcas.

El Corriere della Sera asegura que un edificio colpasó en la localidad de Visso. 

Expertos no descartan una relación entre el terremoto del 24 de agosto de 2016, que afrectó a principalmente a Amatrice. 

PUB/AOS