Un terremoto de magnitud 6,9 sacudió este lunes Papúa Nueva Guinea, indicó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), pero no se emitió una alerta de tsunami en el Pacífico.

El sismo se registró a una profundidad de 35 kilómetros en la región de Nueva Bretaña, a unos 418 kilómetros al nordeste de la capital, Puerto Moresby, precisó el USGS.


El Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico basado en Hawai descartó un tsunami. Los sismólogos australianos estimaron la magnitud del sismo en 6,8.


"Afortunadamente, es una parte muy, muy remota de Nueva Bretaña", por lo que es "muy poco probable que se hayan producido daños", dijo a la AFP el sismólogo australiano Dan Jaksa.


Sismo de mayor intensidad en China


Un terremoto de magnitud 6,4 sacudió el lunes la provincia de Qinghai en el noroeste de China, una zona de mucha actividad sísmica, indicó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El temblor se originó a 32 kilómetros de profundidad y su epicentro se situó en la prefectura de Yushu, según el USGS. Hay "pocas posibilidades de que haya víctimas o daños", agregó.


Yushu sufrió en abril de 2010 un sismo de magnitud 6,9 que dejó 2.700 muertos y más de 12.000 heridos, según informaciones de la prensa estatal.


En 2011, registró otro de 5,3. La región, situada en el remoto altiplano de Qinghai, tiene sobre todo habitantes de etnia tibetana.

El centro sismológico chino estimó por su parte en 6,2 la magnitud del terremoto y en 9 kilómetros su profundidad, situando el epicentro en el distrito de Zadoi. 


PUB/CM