Eran las 11 de la mañana en Plaza Colonna, pleno centro de Roma, cuando Enrico Letta juramentaba como nuevo primer ministro. Al mismo tiempo, a pocos kilómetros de ahí, un hombre identificado como Luigi Prietti, cesante, 49 años, disparó cinco veces en contra de la policía, hiriendo a dos de ellos y a una muje embarzada.
 
Según reportaron las autoridades, Prietti tenía como obejtivo a los politicos, pero al no tenerlos en la mira, apuntó a la policía; luego, el sujeto intentó quitarse la vida, pero se quedó sin balas. Además, señalaron que no tendría problemas mentales ni antecedentes. En ese sentido, el tiroteo fue tomado como un incidente "aislado".