Una madre británica, Megan Clara, de solo 20 años, decidió convertirse en actriz porno solo porque así pudo tener dinero para los regalos de navidad de su pequeño hijo.

La ahora actriz de cine para adultos comenzó a pensar en esta posibilidad durante la Nochebuena de 2014, cuando ella vio que su precaria situación económica no le permitió cumplir los deseos de su hijo, quien le pedía regalos que ella no le pudo dar.

Entonces Megan Clara decidió dar un giro a su vida, contactó a un fotógrafo y comenzó a participar en videos pornográficos, según publica el Daily Mail.

“Hago modelaje y películas sexuales, disfruto lo que hago y no perjudico a nadie, algunas personas solo son celosas. Puedo gastar mi dinero como quiera también. No lo gasto en alcohol, drogas o cigarrillos. ¿Por qué no lo gastaría en Ashton o en mí misma?”, dijo Megan Clara.

“Algunas personas dicen que lo estoy malcriando y no es así. Es la persona que más quiero en el mundo y ahora tengo finalmente el dinero para darle muchas cosas bonitas“, añadió Clara. El amor incondicional tiene estas cosas.

Así, con las percepciones obtenidas ha podido comprar esos regalos con los que su pequeño siempre soñó. De los 60 dólares de los que dispuso para la compra de juguetes en 2014, este año, Megan Clara invirtió alrededor de 450 dólares en los regalos de Navidad.

 

PUB/IAM