Donald Trump prometió el jueves en su primer mitin tras su victoria electoral sanar las heridas de Estados Unidos, diciendo que el país no tiene más opción que unirse y rechazar la intolerancia, al tiempo que anunció el nombramiento del general retirado James Mattis para dirigir el Pentágono.

"Somos una nación muy dividida. Pero no vamos a seguir estando divididos por mucho tiempo", dijo el presidente electo republicano, elegido el 8 de noviembre, en Cincinnati, Ohio, ante unos miles de seguidores congregados en un estadio.

"Condenamos la intolerancia y los prejuicios en todas sus formas. Denunciamos todo el odio y rechazamos con fuerza el lenguaje de exclusión y segregación", agregó al tender la mano a sus rivales demócratas.

Trump, quien realizó su primer acto de agradecimiento ante un público mucho más pequeño que el que lo siguió durante su campaña, anunció también que nombrará a Mattis, de 66 años, como jefe del Pentágono.

"Vamos a nombrar al 'Perro Rabioso' Mattis como nuestro secretario de Defensa", dijo refiriéndose al apodo de este antiguo jefe del Comando Central estadounidense, lo que le daba autoridad en Irak y Afganistán. "Pero no lo anunciaremos hasta el lunes, así que no se lo digan a nadie", añadió.

"El Perro Rabioso es excelente, es excelente", agregó sobre Mattis, general retirado del Cuerpo de Marines, quien también es conocido por su intelectualidad, su biblioteca con más de 7.000 libros, y por darle listas de lecturas a sus oficiales. 

"Es el mejor. Dicen que es lo más cercano al general George Patton que tenemos", comentó en alusión al famoso general estadounidense de la Segunda Guerra Mundial. 

PUB/JO