El presidente electo Donald Trump escogió al senador republicano Jeff Sessions, quien lo respaldó desde los inicios de su carrera por la Casa Blanca, para encabezar el Departamento de Justicia, informaron los medios este viernes.

Miembro del Senado desde 1996, Sessions es conocido por su franca oposición a la inmigración ilegal, por su apoyo a la reducción de gastos y por su postura dura para enfrentar el crimen.

Fue el primer senador en adherir a la campaña de Trump y se dice que se ha convertido en un cercano asesor del presidente electo, quien carece de experiencia política.

También ha sido criticado por los comentarios de contenido racial que realizó en los años 1980, cuando era fiscal en el estado de Alabama, incluyendo acusaciones de que se refería a un subordinado negro como "muchacho" y hacía bromas sobre el Ku Klux Klan, con comentarios como: "está bien, hasta que supe que han fumado marihuana". En 1986, antes de ser elegido al Senado, fue nominado al juez federal de Ronald Reagan. Su candidatura fue rechazada por el Comité Judicial del Senado después de que ex colaboradores de Sessión lo señalaran de formular repetidas declaraciones racistas.

Como fiscal general, será el encargado de proteger la legalidad de las medidas migratorias que tome el presidente electo.

 

PUB/IAM