El aspirante republicano a la Casa Blanca Donald Trump fue brevemente evacuado del escenario por agentes de seguridad el sábado durante un acto de campaña en Reno, Nevada (oeste de Estados Unidos), luego de una falsa alerta.

Según el Servicio Secreto, encargado de la seguridad del presidente estadounidense y de los candidatos a la Casa Blanca, un hombre, que gritó "arma" en medio de la muchedumbre, fue inmediatamente detenido, pero ningún arma fue hallada en el lugar. 

Se ha abierto una investigación para determinar las circunstancias exactas del incidente.

Trump, de 70 años, reapareció minutos después ante la algarabía de sus partidarios, declarando: "Nadie dijo que sería fácil para nosotros, quiero agradecer al Servicio Secreto. Estos tipos son fantásticos".

En imágenes de televisión se pudo ver al sospechoso sometido en el suelo por policías, y luego cacheado, antes de ser sacado del local, rodeado de agentes armados.

El hombre, que fue puesto en libertad rápidamente y aseguró ser republicano, explicó a la cadena de televisión NBC News que no estaba armado y que solamente portaba una pancarta en la que se leía "Los republicanos contra Trump", mensaje que se refiere a la oposición que suscita el candidato en su propio partido.

El hombre afirma haber sido tirado al suelo por partidarios de Trump que lo rodeaban y empezaron a golpearlo, a darle patadas y a ahogarlo, antes de que alguien gritara "arma" y los servicios de seguridad intervinieran.

El candidato republicano, que se enfrenta e la demócrata Hillary Clinton en la elección del martes, difundió luego un comunicado en el que agradece al Servicio secreto por su "respuesta rápida y profesional", así como a las "miles de personas presentes por su increíble apoyo".

 

PUB/CF