Trump logró 1.238 delegados, con lo que consolida su victoria en las primarias y evita así una convención republicana disputada, como buscaba una parte del aparato del partido conservador.

Aún quedan 303 delegados en juego que se dilucidarán el próximo 7 de junio en las primarias de California, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México y Dakota del Sur, y donde se espera que amplíe su ventaja.

 

PUB/IAM