El aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, afirmó hoy que aceptará el resultado de las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre "si gana", un día después de eludir confirmar si acatará el veredicto electoral.

"Aceptaré totalmente los resultados de estas grandes e históricas elecciones, si gano", aseguró Trump en un acto de campaña en Delaware (Ohio), después del tercer y final debate presidencial de anoche en Las Vegas ante su rival demócrata, Hillary Clinton.

Pese a la polémica generada, el magnate ahondó en su denuncia de que se trata de unos comicios "amañados" y favorables a Clinton.

Por ello, remarcó que se reserva "el derecho a impugnar o presentar un desafío legal en caso de un resultado cuestionable", si bien se declaró dispuesto a reconocer un "resultado electoral claro".

Las palabras del magnate neoyorquino muestran su intención de no dar un paso atrás y continuar con sus dudas sobre el proceso electoral estadounidense, algo sin precedentes en la historia reciente del país.

A menos de tres semanas de las elecciones, Trump se encuentra por detrás en las encuestas de Clinton, después de los recientes escándalos que ha tenido que encarar por acusaciones de acoso sexual y un vídeo con declaraciones denigrantes hacia las mujeres.

 

PUB/IAM