El multimillonario dijo haber entregado a la Comisión Federal Electoral (FEC, por su sigla en inglés) su declaración financiera personal, un documento indispensable para los candidatos a elecciones federales.

La declaración debe enumerar las sociedades en las cuales tienen mandatos o acciones, así como indicar sus activos y sus deudas. Los importes exactos no figuran en ese documento, que solamente señala la tenencia en la mayoría de esas categorías, lo cual hace imposible toda estimación independiente de la fortuna neta del candidato.

"Ya llevé mi declaración financiera personal, y estoy orgulloso de que sea la más grande de la historia de la FEC", señaló Trump en un comunicado, en el que además añadió que no pidió una prórroga para hacerlo, como sí lo hizo el demócrata Bernie Sanders.

"Es la diferencia entre un hombre de negocios y los políticos ineptos y adeptos al bla bla", señaló.

En julio pasado, Trump había entregado una declaración en la que enumeraba más de 500 sociedades y declaraba ingresos por 362 millones de dólares en 2014 (fuera de dividendos, intereses, derechos de autor, rentas, plusvalías).

Esta vez, el multimillonario declaró 557 millones de dólares en ingresos, sin confirmar que esta declaración cubra el periodo 2015. El documento, que todavía no es público, tiene según el magnate 104 páginas.

"El patrimonio neto de Trump ha aumentado desde su última declaración en julio de 2015. A esa fecha, el patrimonio neto del señor Trump sobrepasa los 10.000 millones de dólares", escribió su equipo en un comunicado.

Este documento no es, sin embargo, la declaración de ingresos que los candidatos a la presidencia hacen público por su propia voluntad.

Trump se niega a publicar su declaración de impuestos hasta que no terminen las auditorías de las que es objeto, lo que le vale críticas desde los demócratas hasta personalidades republicanas, como Mitt Romney, que dijo que Trump tenía algo que esconder.

Según una estimación realizada por la revista Forbes y difundida el martes, la fortuna de Trump sería de 4.500 millones de dólares.

Por su lado, Bill y Hillary Clinton han publicado sus declaraciones financieras, revelando la noche del martes que entre ambos obtuvieron 6,75 millones de dólares producto de ofrecer conferencias remuneradas, según los medios estadounidenses.

Según documentos de campaña citados por ABC News, Hillary Clinton dio el año pasado seis conferencias con una remuneración total de 1,47 millones de dólares, mientras que su esposo ganó por su lado 5,25 millones obtenidos en 22 conferencias.

Hillary Clinton no ha dado más conferencias remuneradas desde que se lanzó a la campaña por la nominación presidencial del Partido Demócrata, en abril del año pasado.

 

pub/iam