El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, visitará este miércoles México para reunirse con el mandatario de ese país, Enrique Peña Nieto, confirmaron hoy la Presidencia mexicana y el propio aspirante estadounidense.

"He aceptado la invitación del presidente Enrique Peña Nieto y estoy muy deseoso de reunirme con él mañana (miércoles)", dijo Trump en un mensaje publicado en su página oficial de Twitter.

Poco antes, la Presidencia mexicana había indicado que el viernes pasado, Peña Nieto envió "invitaciones a ambos candidatos", el republicano Trump y la demócrata Hillary Clinton, para que visitaran el país vecino.

En su cuenta oficial de Twitter, la Presidencia confirmó más tarde que Trump "ha aceptado esta invitación y se reunirá mañana (miércoles) en privado con el Presidente" Peña Nieto.

La visita de Trump a México supone un giro sorprendente en su campaña electoral, que comenzó con un insulto a los inmigrantes mexicanos, a quienes llamó "criminales" y "violadores", y siguió con su propuesta de construir un muro en la frontera entre ambos países.

La reunión con Peña Nieto se producirá el mismo día en que Trump tiene previsto dar un esperado discurso sobre su política migratoria en el estado de Arizona, que está programado para las 18:00 hora local (01.00 GMT del jueves).

Ese discurso, pospuesto en varias ocasiones, ha despertado una enorme expectación en EE.UU. debido a que, en algunos momentos de la semana pasada, Trump pareció dispuesto a suavizar sus duras propuestas migratorias para atraer a los votantes hispanos y negros, ampliamente favorables a su rival Clinton.

La semana pasada, Trump abrió la puerta a retractarse de su plan para crear "una fuerza de deportación" que expulse a los once millones de indocumentados que se calcula que viven en EE.UU.

Después de que Peña Nieto enviara la invitación a ambos candidatos presidenciales, Trump decidió este fin de semana presionar para programar la visita esta semana, según informó hoy el diario The Washington Post.

En una entrevista para el noticiero nocturno de la cadena Televisa difundida el pasado 16 de agosto, Peña Nieto dijo que su Gobierno "está en absoluta disposición de trabajar y de construir con quien eventualmente resulte elegido presidente de Estados Unidos" en noviembre próximo.

Al preguntársele si se reuniría con Trump, quien en su campaña ha hecho declaraciones ofensivas contra los inmigrantes mexicanos, replicó de forma categórica en sentido afirmativo.

"¿Por qué me gustaría eventualmente tener diálogo con ambos candidatos (Trump y Clinton)? Porque creo que es importante. He escuchado los distintos planteamientos, lo que se ha dicho en los discursos, y me parece que hay una apreciación distorsionada de lo que realmente significa la relación entre México y Estados Unidos", expuso.

PUB/CF