El virtual candidato republicano a las elecciones presidenciales de EEUU, Donald Trump, se mostró hoy partidario de prohibir el derecho a las armas, recogido en la Constitución estadounidense, a personas sospechosas de terrorismo.

"Me reuniré con la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que me apoya, para tratar sobre no permitir a las personas en listas de sospechosos de terrorismo, o las personas a quien no se permite entrar o salir de EEUU, comprar armas", indicó el magnate inmobiliario en su cuenta en la red social Twitter.

Tras la matanza del pasado fin de semana perpetrada por un simpatizante del Estado Islámico de orígenes afganos en una discoteca gay de Orlando (Florida) que dejó 49 muertos, el debate sobre el control de las armas de fuego se ha reabierto en EEUU, con los demócratas y el presidente Barack Obama presionando a los republicanos para que el Congreso tome medidas.

El director ejecutivo del Instituto para la Acción Legislativa de la NRA, Chris W. Cox, indicó en un comunicado que los líderes de la asociación estarán "encantados" de reunirse con Trump y que el posicionamiento de la organización "no ha cambiado en esta cuestión".

"La NRA cree que a los terroristas no debería permitírseles comprar o poseer armas de fuego. Cualquiera en una lista de sospechosos de terrorismo que trate de comprar un armas debe ser investigado a fondo por el Buró Federal de Investigación (FBI) y la venta pospuesta mientras dure la pesquisa", apuntó.

En el debate sobre las armas, Trump siempre se ha posicionado como un ferviente defensor de la Segunda Enmienda a la Constitución de EEUU, que garantiza el derecho a poseer y portar armas, y del que dice que su rival demócrata Hillary Clinton quiere abolir.

Cincuenta personas, incluido el presunto autor de la matanza, Omar Seddique Mateeen, un estadounidense de raíces afganas de 29 años, quien estaba armado con un fusil de asalto y una pistola, murieron en la discoteca Pulse de Orlando la madrugada del domingo.

Demócratas de EEUU piden a republicanos votar ley para el control de armas

 Los demócratas de la Cámara Baja de EEUU pidieron ayer a los republicanos que voten esta semana sobre un proyecto de ley destinado a aumentar el control de armas y evitar que individuos sospechosos de terrorismo accedan a rifles de asalto.

El proyecto de ley propuesto por los demócratas se llama "No vuelas, no compras" y trata de prevenir matanzas como la perpetrada este fin de semana por el estadounidense de origen afgano Omar Seddique Mateen en una discoteca frecuentada por gais en Orlando (Florida), donde murieron 49 personas y 53 resultaron heridos.

"El Congreso no debe irse esta semana sin darnos un voto sobre algo muy simple, la ley 'No vuelas, no compras'", pidió en una rueda de prensa el presidente del Caucus Demócrata, Xavier Becerra.

"Si no puedes volar porque estás en una lista de vigilancia del Gobierno y no está permitida tu presencia en un avión, no debería estar permitido que entres en una tienda de armas y salgas con un arma de asalto", explicó Becerra, que llevaba un lazo con la bandera del arco iris, símbolo de la comunidad gay.

Por su parte, el lunes pasado, cuatro senadores demócratas, liderados por el representante de Nueva York Chuck Schumer, volvieron a proponer en la Cámara Alta una legislación ya presentada el año pasado para evitar que se hagan con armas individuos como Mateen.

El supuesto responsable de la matanza de Orlando había sido investigado durante 10 meses por radicalismo por el Buró Federal de Investigación (FBI), pero al no contar con historial criminal, pudo comprar de manera legal las armas con las que llevó a cabo el atentado.

 

PUB/IAM