El presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan advirtió a Alemania este martes que las relaciones con su país se verán afectadas si el parlamento alemán adopta una resolución que reconocería el "genocidio" armenio por las fuerzas otomanas.

Erdogan llamó el martes a la canciller alemana Angela Merkel, a dos días de la votación en el Bundestag de la resolución sobre el genocidio armenio, negado por el gobierno turco.

Erdogan indicó a la prensa en Esmirna, antes de viajar a África, que expresó sus "preocupaciones" a Merkel durante la conversación.

"Si se aprueba el texto y Alemania cae en esta trampa (...) eso podría deteriorar todas nuestras relaciones con Alemania, donde viven tres millones de turcos y que es nuestro aliada en la OTAN", subrayó.

Agregó que "para Turquía ese texto no tiene nada de vinculante según el derecho internacional".

Esta resolución bautizada "Memoria y conmemoración del genocidio de los armenios y otras minorías cristianas hace 101 años" fue presentada por los grupos parlamentarios de la mayoría, compuesta por los conservadores de la CDU/CSU y el SPD, así como por el opositor partido de los Verdes, y tiene todas las posibilidades de ser adoptada el jueves

Los armenios consideran que 1,5 millones de los suyos fueron asesinados de manera sistemática al final del Imperio otomano.

PUB/CM