Un afgano le cortó la nariz a su esposa en medio de una disputa en una remota provincia de Afganistán y para huir de la policía se unió a los talibanes, indicaron este martes las autoridades.

Mohamad Khan, de 25 años, no tenía antecedentes policiales ni vínculos conocidos con los talibanes, pero regularmente pegaba a su mujer, Reza Gul, de 20 años, explicó Ahmad Javed, portavoz del gobernador de la provincia de Faryab, en el noreste de Afganistán.

El domingo, en medio de una disputa, "Khan quiso matar a su mujer, pero el arma se atascó, por lo cual empuño un cuchillo y le cortó la nariz", explicó el portavoz.

La cruel agresión tuvo lugar en la localidad de Char Char, situada en una zona controlada por los talibanes, a los cuales recurrió para esconderse de la policía.

"Visité a Reza Gul en el hospital. Su nariz está totalmente seccionada, no se la puede curar en Afganistán", declaró Javed.

Este trágico acontecimiento ilustra el martirio que viven las mujeres en Afganistán, una sociedad muy patriarcal.

 

PUB/IAM