Los participantes se han desplazado a Pamplona desde Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Estados Unidos, Suecia o Francia, para realizar un acto semidesnudos, con cuernos y bañándose en sangre artificial, para protestar contra el "maltrato animal", con el lema 'Pamplona se baña de sangre'.

La directora de AnimaNaturalis en España, Aída Gascón, ha asegurado que su objetivo es "transmitir a la gente que no es consciente de ello la crueldad con la que se asesina y se tortura a los toros que corren el encierro".

Desde la organización creen que "España está dando pasos para la prohibición de festejos crueles, o al menos, se están dando pasos para dejar de subvencionar con dinero público estas corridas de toros". Gascón ha sostenido que "acabar con los encierros en Pamplona será muy difícil y quizá lo último que se acabe en España en cuanto a maltrato animal en fiestas".

Además, Gascón ha explicado, en declaraciones a los medios antes de la protesta, que "San Fermín puede existir perfectamente sin corridas de toros, no estamos en contra de la fiesta sino de la crueldad, la tortura y la muerte de animales inocentes".

Además de esta protesta, el pasado 4 de julio lanzaron la web SanferminSinSangre.org para la recogida de firmas en contra de las corridas de toros y el maltrato animal. "En menos de 24 horas hemos logrado más de 5.000 firmas, y con la acción de hoy esperamos conseguir muchas más. Creemos que cada vez hay más gente que rechaza este tipo de festejos con animales y que quiere aportar su granito de arena", ha afirmado Gascón.

 

PUB/IAM