Un maquinista de la compañía ferroviaria española Renfe, que cubría la ruta Santander-Madrid, dejó a mitad del trayecto el tren de Alvia que conducía y que transportaba a 109 pasajeros porque su "jornada laboral había terminado y no quería arriesgarse a tener un accidente por exceso de horas", informó El Diario Montañés.

En un comunicado, la compañía señala que "por razones de seguridad, la normativa impide superar los límites de conducción efectiva establecidos", pero no explican por qué no había un maquinista esperando en la estación para sustituir al trabajador.

Según la compañía ferroviaria, "este tipo de incidentes no son habituales en la red" y ha manifestado sus disculpas a los 109 pasajeros por el incidente. Lamenta "las molestias" que les provocó y ha destacado que a todos ellos se les comunicó la posibilidad de que recurran al "Compromiso de Puntualidad de Renfe" para que les sea reembolsado el 100 % del importe del billete.

La compañía ha abierto una investigación del incidente y ha citado al conductor a dar explicaciones, mientras que el sindicato de maquinistas lo desvincula de cualquier conflicto laboral y subraya que el operario paró el tren "por seguridad". "Un maquinista, igual que un conductor de autobús o de avión, no puede sobrepasar el tiempo máximo de conducción establecido. Estaba cumpliendo la ley", sostienen.

PUB/IAM

TE RECOMENDAMOS DE PUBLIMETROTV: