La Alcaldía de Charlotte (EE.UU) informó que una persona resultó con impactos de bala durante los disturbios raciales, por lo que se encuentra en estado crítico.

"El civil que sufrió una herida de bala durante las protestas está en soporte vital, condición crítica. No ha muerto", aclaró la Alcaldía de esa ciudad de Carolina del Norte en su cuenta oficial de Twitter, en la que una hora antes había informado de la muerte.

Decenas de manifestantes se enfrentaron en las calles de Charlotte con la policía, que lanzó gases, disparando proyectiles de goma y realizó múltiples detenciones.

 

Por lo menos siete policías y tres manifestantes han sufrido heridas y han sido atendidos por los servicios médicos.

Charlotte vive así la segunda noche de disturbios después de que un policía asesinó este martes al afroamericano Keith Lamont Scott, de 43 años, que según las autoridades iba armado, aunque no han aclarado si estaba apuntando a los agentes.

Los familiares de Scott, por su parte, aseguraron que el hombre estaba esperando a que su hijo regresara de la escuela para recogerlo y negaron que tuviera un arma, tal y como sostiene la Policía.

PUB/CF