Tres personas murieron hoy en la pequeña localidad de Casper (Wyoming, centro de EE.UU.), después de que un hombre armado con un "objeto afilado" matara a un individuo en la calle y a otro en la universidad local, para después suicidarse.

La policía encontró al sospechoso y a una de las víctimas en un aula del edificio de Física de la Universidad de Casper tras recibir una llamada de alguien que había sido herido alrededor de las 9 de la mañana, dijo a la prensa el jefe de policía Chris Walsh, citado por el diario local Casper Star-Tribune.
 
Walsh no especificó si los afectados estaban con vida cuando llegó la policía, después de que los agentes informaran horas antes de que tenían bajo su custodia a una persona herida en el incidente.
 
Los agentes hallaron a la tercera víctima en una avenida de la localidad horas después, descalzo y en pijama, de acuerdo con la descripción de un residente de esa calle.
 
Los informes iniciales de los medios de comunicación hablaron del suceso como de un tiroteo, algo que Walsh descartó en su conferencia de prensa al asegurar que no se usaron armas de fuego.
 
Preguntado por las declaraciones de estudiantes de la universidad según los cuales el agresor usó un arco y flechas, Walsh se limitó a indicar que se empleó un "objeto afilado", pero no especificó de qué tipo de arma se trataba.
 
Walsh tampoco identificó a los fallecidos, dado que aún no se ha notificado el suceso a las familias, aunque indicó que los tres eran adultos y que el que falleció en la universidad no era un estudiante.
 
La policía cree que había una relación entre el agresor y las dos víctimas, pero aún no ha determinado el motivo del ataque, en el que no hubo más heridos.
 
"Este es un día muy preocupante", señaló Walsh. "Es un día que esperas que nunca llegue a tu comunidad".
 
En su página web, el centro educativo avisó de que todas las clases y actividades de hoy habían sido suspendidas por una "alerta de emergencia", y la policía procedió más tarde a bloquear el campus para evitar la entrada o salida de gente, una medida que ya se ha levantado.